Una buena noticia para Los Barrios

Vista de Los BarriosLa sentencia del Tribunal Supremo que ratifica la devolución de La Gertrudis a Gama, S.L. es una buena noticia para Los Barrios y para sus ciudadanos, de lo cual me alegro. Pero lo es, sobre todo, y por esto me alegro mucho también, para los miembros del Consejo de Administración de la citada sociedad municipal que, a causa de la mala fe del actual alcalde, Jorge Romero, se ven inmersos en procesos judiciales que podrían tener para ellos injustas e inmerecidas consecuencias.

Y digo bien, injustas e inmerecidas consecuencias, porque, como ya he señalado en alguna otra ocasión, dichas personas pudieron cometer errores en la gestión de la empresa, mas no sacaron provecho en beneficio propio ni se llevaron un duro para su casa que no fuera suyo. (Ya veremos si de los actuales responsables municipales se puede decir lo mismo el día que dejen sus cargos y abandonen la política activa, si es que la abandonan).

El valor de los terrenos en cuestión servirá para hacer frente a la deuda de la sociedad municipal y evitará que tenga que ser asumida por quienes la dirigieron o por el Ayuntamiento, subsidiariamente.

Para quien quizá –y conste que digo quizá– no haya sido una muy buena noticia, por muchas milongas que cuente, es para el Sr. Romero, porque con dicha sentencia se merman sus posibilidades de continuar hurgando en la herida, hacer más sangre, y ver a quienes fueron sus rivales políticos morder el polvo, en la cárcel a ser posible, y con sus vidas arruinadas.

La Gertrudis vuelve a formar parte de los activos de Gama, S.L., aunque la empresa esté ya disuelta y en concurso. Pero, como bien recuerdan desde el PSOE, su recuperación no es mérito de Jorge Romero y su equipo de gobierno. Todo lo contrario. Por culpa de su incompetencia, su ineptitud y su irresponsabilidad, la finca estuvo a punto de perderse a cambio de una ganga y no movieron un dedo para impedirlo. A pesar de que lo tuvieron a huevo. Porque –¡fíjense ustedes qué casualidad!– el abogado de cabecera del PA –que hoy, por cierto, asesora al Consistorio barreño en algún que otro procedimiento– prestaba también sus servicios por aquel entonces a quien instó el embargo de la propiedad y se hizo finalmente con esta en una subasta que fue declarada desierta.

Tampoco lo es del administrador concursal, que tardó más de tres años, si no me equivoco, en mover el culo y recurrir la resolución judicial que otorgó la titularidad del suelo a Iglesias Peral, S.L. por apenas un millón cuando su valoración ascendía a más de treinta millones de euros.

El mérito es de quienes pusieron el grito en el cielo y durante meses estuvieron denunciando públicamente la pérdida de la finca sin que quienes debían actuar para evitarlo –y esto es lo escandaloso– no hicieran prácticamente nada.

Claro que, si en su día Romero y los andalucistas no hubieran boicoteado como boicotearon el desarrollo del parque tecnológico y medioambiental y la implantación de la multinacional LPC Group, que habría supuesto la creación de más de mil puestos de trabajo directos, otro gallo habría cantado y no estaríamos hablando de esta historia.

Sí, en efecto, la devolución de La Gertrudis a Gama, S.L. es una muy excelente noticia. Lástima que del vertedero y de los ingresos que proporcionaban los inertes no se acuerde nadie…

Viva Campo de Gibraltar, 3 de noviembre de 2017

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas navegando en este sitio, se entiende que aceptas el uso de las cookies y nuestra política de privacidad. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar